10 consejos para ser un buen padre y emprendedor

10 consejos para ser un buen padre y emprendedor

Nunca dejamos de ser padres, ser padre y emprendedor al mismo tiempo no es una tarea sencilla, debes conciliar horarios laborales con familiares y en ocasiones resulta complicado, pero finalmente lo logras ¿Y ahora?¿Cómo hacer las dos cosas bien? No hay porque preocuparse, sigue estos 10 consejos en tu día a día como padre y como emprendedor, pronto verás cómo todo resulta más fácil:

  1. Identifica tus debilidades: En el momento en que logres detectar cuáles son tus debilidades como padre y emprendedor, y comiences a trabajar en ellas para convertirlas en fortalezas, estarás más cerca del éxito.
  2. Quita la palabra NO de tu vocabulario: Convierte los NO PUEDO y NO QUIERO, en un SI; eso te ayudará a realizar todo lo que te propones. ¡Ey! Empieza por el primer SI y luego ya veremos ;)
  3. Soluciones antes que problemas: Como líder de familia y de una empresa, siempre debes asumir las responsabilidades de lo que pase, pero no te centres en buscar responsables, tu prioridad es la solución, el éxito está en tu capacidad de resolver los conflictos como un líder.
  4. El éxito puede embriagarte: Como emprendedor y como padre, creer que eres el mejor y lo has conseguido TODO es un grave error. Nunca vas a dejar de aprender, estamos en un proceso de transformación y es probable que te equivoques, pero no te castigues y sigue adelante que es parte del juego.
  5. Minimiza riesgos: Siempre que vayas a tomar una decisión, toma en cuenta las consecuencias que traerá esa acción. Prepárate para las consecuencias positivas y también para las negativas, la mejor manera de no equivocarte es escuchar antes de actuar.
  6. Siempre piensa en tu gente: Como líder de tus hijos, de tu equipo o de tu proyecto, debes saber que todo empieza y termina con una persona: un cliente, un empleado o un hijo. No lo olvides, piensa en las personas porque ellas son tu patrimonio y tu mejor activo.
  7. Deja que choquen, pero que no se maten: Estar en control no es hacerlo todo, sean tus hijos o tus empleados, delegar responsabilidades es parte de una buena gestión, no siempre puedes hacerlo todo y tampoco es la mejor opción, no te agobies, confía en ellos, deja que se caigan porque lo más probable es que se levanten.
  8. Aprende a escuchar: Dales tiempo y reúnete con ellos; tus hijos y tu equipo son una fuente de información valiosísima para convertirte en el mejor, debes saber cómo piensan, qué les sucede o qué sienten.
  9. Todos tus hijos son diferentes: Debes entender que todos tus hijos son diferentes, y tus empleados pues aún más, así que es un error muy grave exigirles lo mismo. Llévalos al límite pero de maneras distintas para sacar lo mejor de ellos, pero sin que se frustren.
  10. Motívalos: Enséñales que nada es fácil, que se tienen que ganar todo, pero que las cosas que más trabajo cuestan son las que más valen la pena. Recompénsalos por su esfuerzo, un ¡Bien hecho, te felicito! Puede marcar una gran diferencia.

Hasta el próximo post…
SomosMarketingSocial.com
facebook.com/somosmarketingsocial
@somosmktsocial

Todas las publicaciones