Los cinco grandes errores de una pyme

Los cinco grandes errores de una pyme

Cuando gestionamos un negocio sabemos que tomar decisiones son el pan de cada día y luego vienen sus consecuencias, a veces mejores otras peores, pero es así como aprendemos.

La experiencia será una de tus herramienta mas valiosas para alcanzar metas, pero esta experiencia no tiene porque ser toda tuya, también puedes aprender de los errores de los demás; hoy voy a compartir contigo los cinco principales errores que algunos cometen cuando gestionan su pyme:

  • Subestimar el esfuerzo

Una de las mayores frustraciones en los negocios es lo fácil y rápido que es tener una idea, lo que puede tardar en hacerse realidad ¿Cuánto tiempo y cuánto esfuerzo necesitas para que la idea sea real y se convierta en algo material?. En los negocios, las cosas rara vez salen exactamente como se planifican, llevan más tiempo de lo esperado y casi siempre requieren más recursos para completar lo previsto. Ser consciente de esto, te permite planificar con mayor eficacia, aliviar un montón de sorpresas y mitigar tu estrés.

  • No tener un plan

Un plan de marketing es ideal para llevar toda tu energía e ilusión por tu proyecto en una misma dirección, es muy útil, porque traza un línea recta desde tu situación actual hacia tu objetivo y siempre las líneas rectas te llevarán más rápido que las curvas. Si no tienes un plan, un boceto de plan o por lo menos una guía,  tomarás decisiones reactivas y sin perspectiva, necesitas un enfoque y una estrategia para usarlos como guía y punto de referencia. Sigue tu plan como un faro para no estrellarse con el interminable aluvión de tareas diarias, para recordar a dónde vas y corregir el rumbo hacia  tus objetivos de negocio planteados a tres meses, seis meses, un año, dos años y cinco años.

  • No ser ágil

Los planes son herramientas valiosas que deben estar en manos de personas flexibles y negocios adaptados, cuanto más grande sea tu capacidad de reacción ante los cambios y tu agilidad para tomar decisiones, mejor te irá en el mundo de los negocios, a menudo el negocio inicial no será el definitivo, se transformará, cambiará y evolucionará. Aferrarse demasiado a tu idea original o seguir el plan inicial al pie de la letra puede no ser el mejor camino para el éxito. Tu plan está vivo, evoluciona y el plan inicial es un punto de partida para que un emprendedorcamine hacia donde está el dinero. Abre los ojos a las oportunidades y las posibles amenazas, escucha a tu personal, clientes y competidores; entre las ventajas de ser pequeño está el que en la mayoría de los casos puedes adaptarte más rápidamente.

  • No valorar la contratación de ayuda

¿Sabes para que eres bueno? ¿Y para que no eres tan bueno? En muchas ocasiones es fácil identificar nuestras fortalezas, pero podemos tardar una eternidad y no ser tan  honestos al evaluar nuestras debilidades. Hacer todo tú mismo puede parece lógico para ahorrar dinero y mantener el control, pero estas dos motivaciones pueden ser muy limitantes. Si eres realista y asumes tus fortalezas y debilidades colocarás a tu negocio en camino al éxito. Encárgate de lo que haces bien y valora la contratación de ayuda para lo demás.

  • No fijarse en su tesorería.

Sin una contabilidad precisa estás volando a ciegas o conduciendo un coche con los ojos cerrados, ¿Peligroso verdad?. Independientemente de tu gusto por los números y las cuentas, es necesario que tu contabilidad y finanzas se mantengan en orden; presta atención a las cifras ya que el éxito o el fracaso de tu negocio se mide por sus registros financieros, la tesorería puede estrangular un negocio exitoso si no se maneja  adecuadamente, podemos ayudarte, pregunta aquí

Hasta el próximo post…
SomosMarketingSocial.com
facebook.com/somosmarketingsocial
@somosmktsocial

Todas las publicaciones